Se nos acabo la cuaresma… casi

¿¿¿Es posible que exista un momento de mas nervios que los días previos a una nueva Semana Santa???   Si eres de los que se van a la playa, al campo, a ver procesiones, de viaje fuera de pais, seguramente estas viendo y viendo el calendario, el reloj, a tu jefe hacerte caras y tu pensando “ya casi, ya casi”  aunque sientas los días, las horas, los minutos casi imposible que pase uno por uno… pero sabes que seguramente esas vacaciones tan planificadas y estructuradas desde hace meses,  se te pasaran los días como si fueran segundos del reloj.

He comprendido con el pasar de los años, que lo peor que puede hacer uno es ponerse nervioso cuando espera algo, porque el tiempo es un maldito mercenario que trabajara para el mejor postor y no siempre eres tú, por lo que ya no le pongo tanto interés al tiempo, para no estarme lamentando después de cuanto lo perdí.   Lamento, eso si, que cuando estoy junto a las personas que más quiero, es mi viejo amigo y rival “El Tiempo” quien maneje mis actos y tenga que ajustarme a sus horarios o a cuando “ellos quieran”  tener tiempo para mi… por mi fuera, juro que les dedicaría todo el tiempo de mundo para verlos felices.

Mi Cuaresma, 40 días de reflexión y de meditación, de cambio personal y de hacer nuevas promesas con Dios y para Dios,  fueron muy diferentes de lo que tenia planificado, pues esta vez si me sirvió para lograr cultivar la paciencia a más no poder:  y como no lo iba a hacer, si obligatoriamente tenía que quedarme quieto por culpa de un descuido y un pie con una fisura, 4 tendones rotos y un alma arrepentida de tanta vuelta que di antes de enterarme que necesitaba yeso urgentemente.    Juro que de haberme imaginado que cuando te doblas el pie, hay una muy buena posibilidad de fracturarte y no necesariamente un hueso, sino también un ligamento,   tendría mucho más cuidado para caminar.

¿¿¿Y ahora???  pues ha hacerle ganas, porque del rollo que me gusta que es ir, participar, tomar fotos y saludar a viejos conocidos, como son las procesiones, pues ya casi no queda mucho en tiempo cuaresmal; sin embargo, me anima todos los planes que se han hecho para que este año, la Semana Santa sea muy diferente a la de tantas otras veces.   Poco a poco, nos acercamos a esos días grandes y  yo ya tengo listo el bloqueador, la cámara para captar recuerdos, un par de botellitas de agua, liquido desinfectante para lavarme las manos sin jabón y muchas ganas de aprovechar el tiempo, ese viejo amigo-enemigo, que mas bien tratare de ponerlo de mi parte más sabiamente y no como otras veces… juro que no me divertiré, que pondré la cara más seria y me la pasare lo peor, para así el Lunes de Pascual, pueda decir “que lento se paso el tiempo para estar otra vez aquí sentado viendo esta pantalla negra que tanto extrañe”.   Tal vez, y solo tal vez, así logre que me dure más que una semana el gusto de poder ver a Jesús y a la Virgen en procesión, a mis amigos que solo una vez al año los veo y puedo convivir con ellos una vez más.    Veré que pasa y les  cuento!! Para mientras: cambio y fuera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s