Gracias a Tí, Dios Alfarero

Gracias a Tí, Dios Alfarero
porque hiciste la amistad
la cociste con el calor de tus manos,
y la hiciste humana en JESUCRISTO.

Gracias a Tí, Jesús de Nazareth,
porque hiciste de la amistad
La vivencia del amor.
Que maravilloso es tener al lado
la presencia afable del amigo.

Junto a mí, están los amigos,
haciendo de ribera a mis risas
y a mis amarguras.
Ellos aprietan entre sus manos
mis cinco dedos, vacios en abundancia
y llenos de necesidad.

Con mis amigos vienes Tú,
convertido en vagabundo,
en soñador,
en hombre dolorido…
Sus párpados palmotean mis triunfos
y se cierran a mis pecados.
Su voz arrulla mis lágrimas
y disimula mis descuidos.

Sin ellos, Tú te vas
como quien no ha venido…
y el tiempo se queda sin agujas,
las madres sin corazón,
y las flores descoloridas…

Gracias, Dios del beso y de la carta:
del abrazo y de la presencia;
del secreto y de la confianza.

Gracias a Jesús, porque nos llamaste:
amigos,
valorando la amistad,
con ella tenemos:
luz para nuestro camino,
agua para nuestra sed,
y pan para nuestra hambre.

Gracias, Oh Padre,
porque creaste el aliento del amigo
que da vida a nuestro barro
de hombres sobre la tierra…

Autor: desconocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s