Mujer (2)

Hoy te estuve pensando otra vez y te quisiera preguntar, si tuviera la oportunidad de por qué te cuesta tanto usar un poco más la imaginación y abandonar la realidad. Se que pertenecemos a un mundo real, pero cuando estamos juntos mi alma sale de mi cuerpo para poder tocar el infinito con tu simple tacto. ¿Es mucho pedir un poco de ti por unos minutos, que pueden ser horas y si tú y yo lo deseamos, pueden ser días y meses, tal vez años de nuestras vidas.

 

Es la fantasía contra la realidad, mi princesa. La vida real lo muerde a uno de manera fuerte, y muchas veces uno que se queda herido de muerte, deseando interpretar el papel del perro atropellado, apaleado y abandonado debajo de un puente, perro callejero que no desea a veces consuelo, sino sanar sus heridas y que deje de doler; supongo que todos tenemos obscuridad y dolor en nuestra historia. No se cómo describir ese sentimiento que me da la realidad, porque tal vez es la hora en que escribo esto, tal vez la soledad que me asalta a veces, puede ser muchas cosas; sin embargo, la fantasía de imaginarte conmigo, me hace sonreír aunque tú dices que es algo que no sabes si se podría dar, ese deseo de querer que la lejanía sea cercanía… yo aquí suspirando estar contigo en la imaginación y tu allá extrañando que alguien te rescate de tu autoexilio de la fantasía para dejarte golpear a diario por la realidad.

 

Nadie quiere una vida normal… aceptémoslo. Todos queremos una vida única, con aventuras, con historias que contar, lugares que conocer, personas con las que tratar, cumpliendo metas y logrando éxitos. Una vida normal no es lo que tu y yo deseamos. Somos dos locos abandonados a su suerte y que por azares del destino desean conocerse mejor, pero les da en el fondo miedo, de volver a llorar un adiós y no decir lo que realmente estas sintiendo.

 

Te digo, por si no te lo había dicho, que si yo fuera tinta, me gustaría que tu fueras mi hoja en blanco para escribir sobre ti cosas hermosas que algún día alguien leerá y se enamorara otra vez; sé que si mis labios encontraran tus labios, seguramente el resultado sería algo sugestiva de una historia de esas que solo en los quimeras más elaboradas pasan y quedan para la posteridad.

 

No te quedes en tu realidad, ven a mi fantasía e imaginación, permite juntarme un dia contigo y recompensarte por tu espera; sin embargo si no quieres, tampoco es obligación y por eso te informo que si esa fuera tu decisión, guardare mis sentimientos tranquilamente y volveré a mi esquina a imaginar algo mejor para ti y para mi, solo porque opino que cada vez que imaginas algo, tarde o temprano se vuelve realidad. Dime si es acaso amada mia, que en este momento de locura en que te comparto para de mi utopía, no opinas igual que yo que es el preciso momento para decir que te ambiciono de una forma libre y natural, que apetecería estar contigo, y que ningún sacerdote consideraría un pecado sincerarme por unos minutos con la persona que me interesa, declarándole algo que de repente no pueda salir de mi pecho por el poco tiempo que deseo esta en esta realidad que supera por ratos a la fantasía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s